Consejo de la Judicatura cuestiona objetividad del informe de Human Rights Watch
Inicio
Consejo de la Judicatura cuestiona objetividad del informe de Human Rights Watch

 

El Director General del Consejo de la Judicatura, Tomás Alvear, calificó como poco objetivo el informe mediante el cual la organización Human Rights Watch (HRW) solicita investigar una supuesta injerencia del gobierno del ex presidente Rafael Correa en el sistema de justicia de Ecuador.

 

Según el doctor Alvear, HRW actuó con poca seriedad al basar su informe en denuncias de jueces que presuntamente fueron perjudicados con sanciones administrativas del CJ y que supuestamente pidieron que se proteja su identidad.

 

“No se puede subjetivizar y decir: hemos recibido decenas de denuncias. Dígannos cuáles para desvirtuarlas (…) No se puede decir en un informe hemos recibido decenas o centenas de denuncias sin dar nombres o datos. Eso no es objetivo (…) Debían contrastar esas denuncias con nosotros, denuncia por denuncia”, señaló el funcionario.

 

Según Alvear, llama la atención que el análisis de HRW sea muy similar al discurso de los actores políticos que piden que la Asamblea Nacional enjuicie al Presidente del CJ, Gustavo Jalkh.

 

Acerca de las denuncias sobre la destitución de varios jueces por error inexcusable, el Director General afirmó que precisamente lo destacable del informe es que en él, HRW reconoce que el CJ tiene la facultad legal de sancionar administrativamente a los servidores judiciales cuando han incurrido en esa figura.

 

“Aunque no compartimos del todo, respetamos la posición de Human Rights Watch de que debería reformarse la ley si lo que se quiere es que el Consejo de la Judicatura deje de actuar en estos casos”, señaló.

 

Él recordó que en 2017, delegados de HRW se reunieron con autoridades del CJ y se les proporcionó toda la información que requirieron.

 

Aclaró que no hubo un pedido adicional de información por parte de ese organismo y mucho menos sobre las denuncias de los jueces destituidos o sobre los testimonios de las personas cuyos nombres no han sido revelados.

 

DIRECCIÓN NACIONAL DE COMUNICACIÓN